miércoles, 17 de noviembre de 2010

••• How are you?

Publicado por Proximaati en 21:00
Reacciones: 
No pensaba escribirte... pero ya sabes (si es que recuerdas) que a veces me agarran esos ataques de melancolía y quiero saber de la gente a la que quise... a la que quiero. Y entonces apareció tu recuerdo en mí y la pregunta de cómo estarías. Me han dicho que se te ve feliz, incluso me han llegado a decir que estás mejor que nunca. Que vas diciendo por ahí que irte fue una de las mejores cosas que te pasó en la vida. Y aunque en el fondo mi corazón se estremezca al escuchar esas cosas, estoy contenta por ti. Me alegro que tu nueva vida te vaya mejor de lo que jamás creerías... me alegra que no te doliera irte. Supongo. Me duele un poco, ¿sabes?. El no saber de ti, el hecho de que no quieras saber de mí. ¿Es que acaso tu eres capaz de olvidar todo lo que hemos vivido juntos en un abrir y cerrar de ojos? ¿Pasar de ser nosotros dos un mismo ser, a ser dos seres distintos, ajenos, que no se conocen?. Lo siento... no quería replicarte. Supongo que estoy contenta por el echo de que no te vinieras abajo (como yo), que no lloraras por mi ausencia (como yo por la tuya), que no vivieras pensando las 24 horas del día en mí (como yo en ti). Es solo que tengo esa amarga sensación que te va tan bien sin mí, que has despegado tus alas y echado a volar, que has florecido como al comenzar una primavera, que has brillado como los rayos del sol... y en cambio yo, me he quedado atascada. En la fría oscuridad, con las alas desplomadas sobre el suelo, con los pétalos caidos.
Y no sé, no sé como hacer para olvidarte de la misma manera que has hecho tú conmigo. Porque eso es lo que tú has hecho, ¿no es cierto? Me has enterrado, enterrado mi recuerdo como si de un cadaver se tratase, muchos metros bajo tierra, en lo más profundo... y después has plantado un bonito césped encima, todo similar al que hay alrededor,
para nunca encontrarme...
Ahí estoy yo, muriendo bajo tierra, pero todavía viva, intentando respirar, intentando encontrar el camino de salir de ahí, abrir un túnel por tu corazón y salir a la luz. A la luz de tu sonrisa, de tus abrazos, de tus dulces palabras.
Dime como hago para salir... ayúdame a encontrarte, ayúdame a vivir. A tu lado, no sé otra manera...

4 comentarios:

Victoria M. on 18 de noviembre de 2010, 0:07 dijo...

Me encanta, me has enamorado con este texto.
Muchas veces al decir adiós cuesta mucho menos mostrar una sonrisa fingida que una lágrima verdadera. No te fíes de las apariencias porque los verdaderos sentimientos son los de dentro, los que corren por las venas.
Un besito y pásate por mi blog si quieres:)

Style Girl on 28 de noviembre de 2010, 4:59 dijo...

Es hermoso ese texto y me siento tan identificada. A veces no puedo entender como la otra pesona consiguio seguir adelante dejando todo lo que tuvimos atras como si nada hubiese significado o valido tanto realmente. Y simplemente, me da un poco de tristeza. Espero algun dia estar tan bien como él, aunque mas preferiria estar juntos otra vez.
Suerte y saludos :)

Noe^-^ on 7 de febrero de 2011, 19:30 dijo...

te sigo me gusta mucho tu blog^^
espeor te pases por le mio y me sigas is tegusta!
http://noe-lifephotography.blogspot.com/
un beso

For the heart i once had on 8 de febrero de 2011, 19:25 dijo...

Como extrañaba leerte, porque muchacha, yo te leí muchas veces en el fotolog, ya que antes usaba más el fotolog que el blogger, pero me quedé con el blogger, a ver.. para ser más precisas, soy /feelingsinpaper, no sé si me recordarás, ojala que andes bien!

Publicar un comentario

miércoles, 17 de noviembre de 2010

••• How are you?

No pensaba escribirte... pero ya sabes (si es que recuerdas) que a veces me agarran esos ataques de melancolía y quiero saber de la gente a la que quise... a la que quiero. Y entonces apareció tu recuerdo en mí y la pregunta de cómo estarías. Me han dicho que se te ve feliz, incluso me han llegado a decir que estás mejor que nunca. Que vas diciendo por ahí que irte fue una de las mejores cosas que te pasó en la vida. Y aunque en el fondo mi corazón se estremezca al escuchar esas cosas, estoy contenta por ti. Me alegro que tu nueva vida te vaya mejor de lo que jamás creerías... me alegra que no te doliera irte. Supongo. Me duele un poco, ¿sabes?. El no saber de ti, el hecho de que no quieras saber de mí. ¿Es que acaso tu eres capaz de olvidar todo lo que hemos vivido juntos en un abrir y cerrar de ojos? ¿Pasar de ser nosotros dos un mismo ser, a ser dos seres distintos, ajenos, que no se conocen?. Lo siento... no quería replicarte. Supongo que estoy contenta por el echo de que no te vinieras abajo (como yo), que no lloraras por mi ausencia (como yo por la tuya), que no vivieras pensando las 24 horas del día en mí (como yo en ti). Es solo que tengo esa amarga sensación que te va tan bien sin mí, que has despegado tus alas y echado a volar, que has florecido como al comenzar una primavera, que has brillado como los rayos del sol... y en cambio yo, me he quedado atascada. En la fría oscuridad, con las alas desplomadas sobre el suelo, con los pétalos caidos.
Y no sé, no sé como hacer para olvidarte de la misma manera que has hecho tú conmigo. Porque eso es lo que tú has hecho, ¿no es cierto? Me has enterrado, enterrado mi recuerdo como si de un cadaver se tratase, muchos metros bajo tierra, en lo más profundo... y después has plantado un bonito césped encima, todo similar al que hay alrededor,
para nunca encontrarme...
Ahí estoy yo, muriendo bajo tierra, pero todavía viva, intentando respirar, intentando encontrar el camino de salir de ahí, abrir un túnel por tu corazón y salir a la luz. A la luz de tu sonrisa, de tus abrazos, de tus dulces palabras.
Dime como hago para salir... ayúdame a encontrarte, ayúdame a vivir. A tu lado, no sé otra manera...

4 comentarios:

  1. Me encanta, me has enamorado con este texto.
    Muchas veces al decir adiós cuesta mucho menos mostrar una sonrisa fingida que una lágrima verdadera. No te fíes de las apariencias porque los verdaderos sentimientos son los de dentro, los que corren por las venas.
    Un besito y pásate por mi blog si quieres:)

    ResponderEliminar
  2. Es hermoso ese texto y me siento tan identificada. A veces no puedo entender como la otra pesona consiguio seguir adelante dejando todo lo que tuvimos atras como si nada hubiese significado o valido tanto realmente. Y simplemente, me da un poco de tristeza. Espero algun dia estar tan bien como él, aunque mas preferiria estar juntos otra vez.
    Suerte y saludos :)

    ResponderEliminar
  3. te sigo me gusta mucho tu blog^^
    espeor te pases por le mio y me sigas is tegusta!
    http://noe-lifephotography.blogspot.com/
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Como extrañaba leerte, porque muchacha, yo te leí muchas veces en el fotolog, ya que antes usaba más el fotolog que el blogger, pero me quedé con el blogger, a ver.. para ser más precisas, soy /feelingsinpaper, no sé si me recordarás, ojala que andes bien!

    ResponderEliminar

 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos