miércoles, 25 de julio de 2012

••• What's wrong with me?

Publicado por Proximaati en 4:08
Reacciones: 
2 comentarios
Últimamente me detesto... entre todas las razones que tengo para ello la que menos soporto es el hecho de que no sé lo que quiero. O quizás si lo sepa, pero actúo de manera opuesta a la que se esperaría para ello. Es como si intentara sabotearme a mí misma. Como si me asustara la idea de ser feliz. Como si, acostumbrada a tanto dolor me hubiera quedado con los tobillos rotos e incapaz de saltar alto. Como si temiera la luz del sol porque sé que llegará la noche aplastándolo todo...

lunes, 16 de julio de 2012

••• You're not in love

Publicado por Proximaati en 9:30
Reacciones: 
0 comentarios

Ya es tarde. Yo podría haberte dado todo. Y me hubiera encantado hacerlo, de veras te lo digo. Pero tú ibas y volvías con ella y a mí me dejabas para tus momentos a solas. En otro momento de mi vida, más frágil, me hubiera tirado a tus brazos al oirte decir "pero nunca me olvidé de ti". Pero ahora... ahora simplemente no es suficiente. Ahora puedo mirarte y decir "merezco algo mejor". Merezco algo más que ser tu refugio de la soledad. 

Aunque ello signifique quedarme sola... 
Y no lo confundas con orgullo, porque está lejos de serlo. Es decepción.


miércoles, 25 de julio de 2012

••• What's wrong with me?

Últimamente me detesto... entre todas las razones que tengo para ello la que menos soporto es el hecho de que no sé lo que quiero. O quizás si lo sepa, pero actúo de manera opuesta a la que se esperaría para ello. Es como si intentara sabotearme a mí misma. Como si me asustara la idea de ser feliz. Como si, acostumbrada a tanto dolor me hubiera quedado con los tobillos rotos e incapaz de saltar alto. Como si temiera la luz del sol porque sé que llegará la noche aplastándolo todo...

lunes, 16 de julio de 2012

••• You're not in love


Ya es tarde. Yo podría haberte dado todo. Y me hubiera encantado hacerlo, de veras te lo digo. Pero tú ibas y volvías con ella y a mí me dejabas para tus momentos a solas. En otro momento de mi vida, más frágil, me hubiera tirado a tus brazos al oirte decir "pero nunca me olvidé de ti". Pero ahora... ahora simplemente no es suficiente. Ahora puedo mirarte y decir "merezco algo mejor". Merezco algo más que ser tu refugio de la soledad. 

Aunque ello signifique quedarme sola... 
Y no lo confundas con orgullo, porque está lejos de serlo. Es decepción.


 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos