jueves, 18 de octubre de 2012

••• Do you have it?

Publicado por Proximaati en 4:42
Reacciones: 
3 comentarios

Necesito volver a encontrarle el sentido a las cosas. Está todo gris, vacío, silencioso. Nada me conmueve, nada me asusta, nada me alegra. Simplemente todo es indiferencia. Y necesito volver a encontrar ese botón que hay en mí, reactivarme, volver a ponerme en marcha, volver a funcionar esa parte del corazón encargada de sentir, o del cerebro o de lo que sea que fuera. Es como estar dormida en mi propia vida, viendo como todo pasa delante de mis ojos ciegos. 
Sonrío mecánicamente, escucho sin interés, hago sin importar, beso sin sentir.
Muestro un reflejo, una sombra de lo que soy. Mi otra yo está aquí en casa, en un armario encerrada bajo llave, sin que nadie la encuentre. Yo no la encuentro. 
¿Dónde habré dejado la llave? ¿Acaso la perdí? ¿Acaso la tienes tú?



lunes, 17 de septiembre de 2012

••• Can you see it?

Publicado por Proximaati en 4:36
Reacciones: 
0 comentarios

Soy un libro vacío, 
con miles de páginas en blanco 
que no expresan, 
que no transmiten nada.
Soy una canción sin melodía, 
que jamás conseguirá 
ponerte los pelos de punta.
Soy una foto en blanco y negro,
distintos matices
pero tan sólo un mismo color.
Soy un cuadro sin pintura,
colgado en la pared
que nadie se para a ver.

Y lo peor de todo es,
que en el fondo,
sé que tengo todo eso
que nunca muestro.



(Tansólodesearíaquetúpudierasvermásalládeesteescudoquellevopuesto)


sábado, 8 de septiembre de 2012

••• It just happened.

Publicado por Proximaati en 5:42
Reacciones: 
0 comentarios

Y no tengo idea de cómo pasó. Simplemente un día, me dí cuenta que tenía tus manos enlazadas con las mías. Que tu sonrisa me provocaba mil cosas en mi interior. Que al escuchar tu nombre ya me ponía a temblar. Que vivías en mi mente. Y yo ni enterada... fue así, todo de repente, como un balde de agua fría, que me hizo verlo. Que me importabas, que me habías conquistado, y que realmente... estaba enamorada.

sábado, 1 de septiembre de 2012

••• This is over.

Publicado por Proximaati en 6:54
Reacciones: 
0 comentarios


No eres más que un niño mantenido, te crees víctima de miles de males y lo tienes todo servido. Dices que haces todo para cumplir lo que se espera de ti, y sin embargo, mira tú que ironía, porque ni te esfuerzas y lo haces todo mal. Te crees totalmente incomprendido, te refugias en canciones tristes y pesadas, y te llenas la cabeza de "nunca tendré nada bueno". Y eres tan estúpido que por más que lo tengas enfrente a ti, le das la espalda, y vuelves a tu cómoda y asquerosa soledad, a tu oscuridad, a tu nido de incomprensiones,  a ser sólo tú con tus miles de problemas inventados y tu mundo pintado de gris.

Y eres un idiota porque yo tenía miles de colores para pintarte.
Pero aún más idiota soy yo por querer salvarte de tus continuas batallas perdidas.

domingo, 19 de agosto de 2012

••• Are you too?

Publicado por Proximaati en 3:39
Reacciones: 
0 comentarios

Miedo. Miedo a muchas cosas. Miedo a equivocarme. Miedo a que tú te equivoques. Miedo a darte miedo. Miedo a que me des miedo. Miedo a que presos del miedo, no disfrutemos. Miedo a perder el miedo y a dejarme llevar. Miedo de volver a sentir. Miedo a llenarme de ilusiones. Miedo a que me decepciones. Miedo a decepcionarte. Miedo a no poder volver atrás. Miedo a no ir hacia delante.

sábado, 11 de agosto de 2012

••• Do you wanna play with me?

Publicado por Proximaati en 21:53
Reacciones: 
0 comentarios


Debo confesar que me encantan los flechazos a primera vista. Ya sé, son pura superficialidad, pero tienen una cierta magia, ¿verdad? El juego de las miradas... el hablar con los ojos. Fueron muchas las veces que me dije "debería acercarme y hablarle"... pero creo que perdería parte de gracia, de esta magia de la que hablo. Quizás sea una vaga excusa que pongo para mi cobardía, pero es que de esta manera también se evitan decepciones. Así me doy el lujo de idealizarlo y pensar lo perfecto que sería para mí, tener a alguien con quien soñar, pero sin sufrir.
De esta manera no me siento tan vacía como realmente estoy, ni tan llena de correr el riesgo de explotar de nuevo.

miércoles, 25 de julio de 2012

••• What's wrong with me?

Publicado por Proximaati en 4:08
Reacciones: 
2 comentarios
Últimamente me detesto... entre todas las razones que tengo para ello la que menos soporto es el hecho de que no sé lo que quiero. O quizás si lo sepa, pero actúo de manera opuesta a la que se esperaría para ello. Es como si intentara sabotearme a mí misma. Como si me asustara la idea de ser feliz. Como si, acostumbrada a tanto dolor me hubiera quedado con los tobillos rotos e incapaz de saltar alto. Como si temiera la luz del sol porque sé que llegará la noche aplastándolo todo...

lunes, 16 de julio de 2012

••• You're not in love

Publicado por Proximaati en 9:30
Reacciones: 
0 comentarios

Ya es tarde. Yo podría haberte dado todo. Y me hubiera encantado hacerlo, de veras te lo digo. Pero tú ibas y volvías con ella y a mí me dejabas para tus momentos a solas. En otro momento de mi vida, más frágil, me hubiera tirado a tus brazos al oirte decir "pero nunca me olvidé de ti". Pero ahora... ahora simplemente no es suficiente. Ahora puedo mirarte y decir "merezco algo mejor". Merezco algo más que ser tu refugio de la soledad. 

Aunque ello signifique quedarme sola... 
Y no lo confundas con orgullo, porque está lejos de serlo. Es decepción.


jueves, 24 de mayo de 2012

••• I just wanna feel something

Publicado por Proximaati en 4:38
Reacciones: 
1 comentarios

Creo que a todos nos ha pasado alguna vez de tener un viejo teléfono móvil, o un ordenador portátil, o quizás alguna cámara de fotos, o incluso un coche, todos viejos que, por no haberlos usado por diversos motivos, han dejado de funcionar por completo. Cuando queríamos volver a recurrir a ellos, ya estaban muertos. Sin vida.
Igualmente cuando aprendemos algo (por tirar un ejemplo cualquiera, un idioma nuevo) si no lo mantenemos en práctica nos lo olvidamos fácilmente.

Yo hace mucho que no uso mi corazón. Hace mucho que no late alocadamente por nadie. Hace mucho que no siente miedo, y hace mucho que no siente felicidad. Simplemente, no siente. ¿Soy yo, que olvidé cómo usarlo? ¿Es el largo tiempo sin amor, que lo atrofió?

No sé como hacer para volver a ponerlo en marcha.
Y lo echo de menos...

miércoles, 23 de mayo de 2012

••• Everything changes

Publicado por Proximaati en 5:49
Reacciones: 
0 comentarios

¿Dónde estoy? No me encuentro. Me he dado cuenta de que tengo una imagen de mí misma que no se corresponde con lo que realmente es. Siempre me creí frágil, fácil de desmoronarme y de llorar. Extremadamente sensible y siendo cariñosa con los demás. Hoy creo que soy lo contrario a todo eso. No lloro desde hace mucho ya, no porque no tenga más dolores y problemas, sino porque aprendí a recibir los golpes con mirada desafiante. No soy frágil. Soy fuerte, y quizás hasta un poco fría. Me volví extremadamente independiente.  También descubrí que impongo autoridad cuando quiero. No sé si son cambios para bien o para mal, quizás una mezcla de ambos. Es tan sólo que me di cuenta de ello hoy, así de la nada, volviendo de camino a casa y charlando con un nuevo amigo cuando me dijo "no te imagino triste o llorando".

Para aquellos que dicen que la gente no cambia, yo creo que están completamente equivocados. Todos cambiamos. Todo cambia.

jueves, 18 de octubre de 2012

••• Do you have it?


Necesito volver a encontrarle el sentido a las cosas. Está todo gris, vacío, silencioso. Nada me conmueve, nada me asusta, nada me alegra. Simplemente todo es indiferencia. Y necesito volver a encontrar ese botón que hay en mí, reactivarme, volver a ponerme en marcha, volver a funcionar esa parte del corazón encargada de sentir, o del cerebro o de lo que sea que fuera. Es como estar dormida en mi propia vida, viendo como todo pasa delante de mis ojos ciegos. 
Sonrío mecánicamente, escucho sin interés, hago sin importar, beso sin sentir.
Muestro un reflejo, una sombra de lo que soy. Mi otra yo está aquí en casa, en un armario encerrada bajo llave, sin que nadie la encuentre. Yo no la encuentro. 
¿Dónde habré dejado la llave? ¿Acaso la perdí? ¿Acaso la tienes tú?



lunes, 17 de septiembre de 2012

••• Can you see it?


Soy un libro vacío, 
con miles de páginas en blanco 
que no expresan, 
que no transmiten nada.
Soy una canción sin melodía, 
que jamás conseguirá 
ponerte los pelos de punta.
Soy una foto en blanco y negro,
distintos matices
pero tan sólo un mismo color.
Soy un cuadro sin pintura,
colgado en la pared
que nadie se para a ver.

Y lo peor de todo es,
que en el fondo,
sé que tengo todo eso
que nunca muestro.



(Tansólodesearíaquetúpudierasvermásalládeesteescudoquellevopuesto)


sábado, 8 de septiembre de 2012

••• It just happened.


Y no tengo idea de cómo pasó. Simplemente un día, me dí cuenta que tenía tus manos enlazadas con las mías. Que tu sonrisa me provocaba mil cosas en mi interior. Que al escuchar tu nombre ya me ponía a temblar. Que vivías en mi mente. Y yo ni enterada... fue así, todo de repente, como un balde de agua fría, que me hizo verlo. Que me importabas, que me habías conquistado, y que realmente... estaba enamorada.

sábado, 1 de septiembre de 2012

••• This is over.



No eres más que un niño mantenido, te crees víctima de miles de males y lo tienes todo servido. Dices que haces todo para cumplir lo que se espera de ti, y sin embargo, mira tú que ironía, porque ni te esfuerzas y lo haces todo mal. Te crees totalmente incomprendido, te refugias en canciones tristes y pesadas, y te llenas la cabeza de "nunca tendré nada bueno". Y eres tan estúpido que por más que lo tengas enfrente a ti, le das la espalda, y vuelves a tu cómoda y asquerosa soledad, a tu oscuridad, a tu nido de incomprensiones,  a ser sólo tú con tus miles de problemas inventados y tu mundo pintado de gris.

Y eres un idiota porque yo tenía miles de colores para pintarte.
Pero aún más idiota soy yo por querer salvarte de tus continuas batallas perdidas.

domingo, 19 de agosto de 2012

••• Are you too?


Miedo. Miedo a muchas cosas. Miedo a equivocarme. Miedo a que tú te equivoques. Miedo a darte miedo. Miedo a que me des miedo. Miedo a que presos del miedo, no disfrutemos. Miedo a perder el miedo y a dejarme llevar. Miedo de volver a sentir. Miedo a llenarme de ilusiones. Miedo a que me decepciones. Miedo a decepcionarte. Miedo a no poder volver atrás. Miedo a no ir hacia delante.

sábado, 11 de agosto de 2012

••• Do you wanna play with me?



Debo confesar que me encantan los flechazos a primera vista. Ya sé, son pura superficialidad, pero tienen una cierta magia, ¿verdad? El juego de las miradas... el hablar con los ojos. Fueron muchas las veces que me dije "debería acercarme y hablarle"... pero creo que perdería parte de gracia, de esta magia de la que hablo. Quizás sea una vaga excusa que pongo para mi cobardía, pero es que de esta manera también se evitan decepciones. Así me doy el lujo de idealizarlo y pensar lo perfecto que sería para mí, tener a alguien con quien soñar, pero sin sufrir.
De esta manera no me siento tan vacía como realmente estoy, ni tan llena de correr el riesgo de explotar de nuevo.

miércoles, 25 de julio de 2012

••• What's wrong with me?

Últimamente me detesto... entre todas las razones que tengo para ello la que menos soporto es el hecho de que no sé lo que quiero. O quizás si lo sepa, pero actúo de manera opuesta a la que se esperaría para ello. Es como si intentara sabotearme a mí misma. Como si me asustara la idea de ser feliz. Como si, acostumbrada a tanto dolor me hubiera quedado con los tobillos rotos e incapaz de saltar alto. Como si temiera la luz del sol porque sé que llegará la noche aplastándolo todo...

lunes, 16 de julio de 2012

••• You're not in love


Ya es tarde. Yo podría haberte dado todo. Y me hubiera encantado hacerlo, de veras te lo digo. Pero tú ibas y volvías con ella y a mí me dejabas para tus momentos a solas. En otro momento de mi vida, más frágil, me hubiera tirado a tus brazos al oirte decir "pero nunca me olvidé de ti". Pero ahora... ahora simplemente no es suficiente. Ahora puedo mirarte y decir "merezco algo mejor". Merezco algo más que ser tu refugio de la soledad. 

Aunque ello signifique quedarme sola... 
Y no lo confundas con orgullo, porque está lejos de serlo. Es decepción.


jueves, 24 de mayo de 2012

••• I just wanna feel something


Creo que a todos nos ha pasado alguna vez de tener un viejo teléfono móvil, o un ordenador portátil, o quizás alguna cámara de fotos, o incluso un coche, todos viejos que, por no haberlos usado por diversos motivos, han dejado de funcionar por completo. Cuando queríamos volver a recurrir a ellos, ya estaban muertos. Sin vida.
Igualmente cuando aprendemos algo (por tirar un ejemplo cualquiera, un idioma nuevo) si no lo mantenemos en práctica nos lo olvidamos fácilmente.

Yo hace mucho que no uso mi corazón. Hace mucho que no late alocadamente por nadie. Hace mucho que no siente miedo, y hace mucho que no siente felicidad. Simplemente, no siente. ¿Soy yo, que olvidé cómo usarlo? ¿Es el largo tiempo sin amor, que lo atrofió?

No sé como hacer para volver a ponerlo en marcha.
Y lo echo de menos...

miércoles, 23 de mayo de 2012

••• Everything changes


¿Dónde estoy? No me encuentro. Me he dado cuenta de que tengo una imagen de mí misma que no se corresponde con lo que realmente es. Siempre me creí frágil, fácil de desmoronarme y de llorar. Extremadamente sensible y siendo cariñosa con los demás. Hoy creo que soy lo contrario a todo eso. No lloro desde hace mucho ya, no porque no tenga más dolores y problemas, sino porque aprendí a recibir los golpes con mirada desafiante. No soy frágil. Soy fuerte, y quizás hasta un poco fría. Me volví extremadamente independiente.  También descubrí que impongo autoridad cuando quiero. No sé si son cambios para bien o para mal, quizás una mezcla de ambos. Es tan sólo que me di cuenta de ello hoy, así de la nada, volviendo de camino a casa y charlando con un nuevo amigo cuando me dijo "no te imagino triste o llorando".

Para aquellos que dicen que la gente no cambia, yo creo que están completamente equivocados. Todos cambiamos. Todo cambia.
 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos