jueves, 24 de mayo de 2012

••• I just wanna feel something

Publicado por Proximaati en 4:38
Reacciones: 
1 comentarios

Creo que a todos nos ha pasado alguna vez de tener un viejo teléfono móvil, o un ordenador portátil, o quizás alguna cámara de fotos, o incluso un coche, todos viejos que, por no haberlos usado por diversos motivos, han dejado de funcionar por completo. Cuando queríamos volver a recurrir a ellos, ya estaban muertos. Sin vida.
Igualmente cuando aprendemos algo (por tirar un ejemplo cualquiera, un idioma nuevo) si no lo mantenemos en práctica nos lo olvidamos fácilmente.

Yo hace mucho que no uso mi corazón. Hace mucho que no late alocadamente por nadie. Hace mucho que no siente miedo, y hace mucho que no siente felicidad. Simplemente, no siente. ¿Soy yo, que olvidé cómo usarlo? ¿Es el largo tiempo sin amor, que lo atrofió?

No sé como hacer para volver a ponerlo en marcha.
Y lo echo de menos...

miércoles, 23 de mayo de 2012

••• Everything changes

Publicado por Proximaati en 5:49
Reacciones: 
0 comentarios

¿Dónde estoy? No me encuentro. Me he dado cuenta de que tengo una imagen de mí misma que no se corresponde con lo que realmente es. Siempre me creí frágil, fácil de desmoronarme y de llorar. Extremadamente sensible y siendo cariñosa con los demás. Hoy creo que soy lo contrario a todo eso. No lloro desde hace mucho ya, no porque no tenga más dolores y problemas, sino porque aprendí a recibir los golpes con mirada desafiante. No soy frágil. Soy fuerte, y quizás hasta un poco fría. Me volví extremadamente independiente.  También descubrí que impongo autoridad cuando quiero. No sé si son cambios para bien o para mal, quizás una mezcla de ambos. Es tan sólo que me di cuenta de ello hoy, así de la nada, volviendo de camino a casa y charlando con un nuevo amigo cuando me dijo "no te imagino triste o llorando".

Para aquellos que dicen que la gente no cambia, yo creo que están completamente equivocados. Todos cambiamos. Todo cambia.

sábado, 12 de mayo de 2012

••• Be-LIE-ve

Publicado por Proximaati en 6:41
Reacciones: 
0 comentarios

Siempre igual. Yo quiero creer que has cambiado, para bien, pero siempre me terminas demostrando lo contrario... que eres la misma de siempre, que regalas promesas como si fueran caramelos y que a la hora de comerlos los arrebatas de las manos. Te muestras a ti misma llena de sonrisas, me tiendes la mano y me dices que en ti confíe... y yo ya estoy cansada de caer.



jueves, 24 de mayo de 2012

••• I just wanna feel something


Creo que a todos nos ha pasado alguna vez de tener un viejo teléfono móvil, o un ordenador portátil, o quizás alguna cámara de fotos, o incluso un coche, todos viejos que, por no haberlos usado por diversos motivos, han dejado de funcionar por completo. Cuando queríamos volver a recurrir a ellos, ya estaban muertos. Sin vida.
Igualmente cuando aprendemos algo (por tirar un ejemplo cualquiera, un idioma nuevo) si no lo mantenemos en práctica nos lo olvidamos fácilmente.

Yo hace mucho que no uso mi corazón. Hace mucho que no late alocadamente por nadie. Hace mucho que no siente miedo, y hace mucho que no siente felicidad. Simplemente, no siente. ¿Soy yo, que olvidé cómo usarlo? ¿Es el largo tiempo sin amor, que lo atrofió?

No sé como hacer para volver a ponerlo en marcha.
Y lo echo de menos...

miércoles, 23 de mayo de 2012

••• Everything changes


¿Dónde estoy? No me encuentro. Me he dado cuenta de que tengo una imagen de mí misma que no se corresponde con lo que realmente es. Siempre me creí frágil, fácil de desmoronarme y de llorar. Extremadamente sensible y siendo cariñosa con los demás. Hoy creo que soy lo contrario a todo eso. No lloro desde hace mucho ya, no porque no tenga más dolores y problemas, sino porque aprendí a recibir los golpes con mirada desafiante. No soy frágil. Soy fuerte, y quizás hasta un poco fría. Me volví extremadamente independiente.  También descubrí que impongo autoridad cuando quiero. No sé si son cambios para bien o para mal, quizás una mezcla de ambos. Es tan sólo que me di cuenta de ello hoy, así de la nada, volviendo de camino a casa y charlando con un nuevo amigo cuando me dijo "no te imagino triste o llorando".

Para aquellos que dicen que la gente no cambia, yo creo que están completamente equivocados. Todos cambiamos. Todo cambia.

sábado, 12 de mayo de 2012

••• Be-LIE-ve


Siempre igual. Yo quiero creer que has cambiado, para bien, pero siempre me terminas demostrando lo contrario... que eres la misma de siempre, que regalas promesas como si fueran caramelos y que a la hora de comerlos los arrebatas de las manos. Te muestras a ti misma llena de sonrisas, me tiendes la mano y me dices que en ti confíe... y yo ya estoy cansada de caer.



 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos