sábado, 31 de julio de 2010

••• Surprise

Publicado por Proximaati en 0:14
Reacciones: 
0 comentarios
Hoy es un día diferente del resto de mis días. Hoy, por primera vez en mi vida insulté a un completo desconocido. No lo digo con orgullo ni nada de eso. Lo digo sorprendida. Sorprendida de mí misma, sorprendida porque es una muestra más de que no estoy bien. Nada bien, de echo. Ha sucedido al cruzar la calle, el semáforo estaba a mi favor y cuando estoy cruzando casi se me tira encima un muchacho en bicicleta que me grita "¡cuidado!". Le respondí con un "¡PELOTUDO!" que no creo que el malagueño haya entendido, pero me salió de lo más profundo del corazón. Y sé porqué es eso. Es porque no aguanto más, porque rebosé. Ya no queda en mi ninguna paciencia. Ya no estoy dispuesta a aceptar con la cabeza agachada lo que pasa de malo sin que sea mi culpa. No, ya no... ya estoy harta. Creo que si hoy alguien me hubiera dicho algo ofensivo en la calle hubiera podido incluso pegar. Sí, sí, yo. Esa chica que era tan pasiva y buena. Todo tiene un límite. Yo ya no soporto más mierdas.

sábado, 31 de julio de 2010

••• Surprise

Hoy es un día diferente del resto de mis días. Hoy, por primera vez en mi vida insulté a un completo desconocido. No lo digo con orgullo ni nada de eso. Lo digo sorprendida. Sorprendida de mí misma, sorprendida porque es una muestra más de que no estoy bien. Nada bien, de echo. Ha sucedido al cruzar la calle, el semáforo estaba a mi favor y cuando estoy cruzando casi se me tira encima un muchacho en bicicleta que me grita "¡cuidado!". Le respondí con un "¡PELOTUDO!" que no creo que el malagueño haya entendido, pero me salió de lo más profundo del corazón. Y sé porqué es eso. Es porque no aguanto más, porque rebosé. Ya no queda en mi ninguna paciencia. Ya no estoy dispuesta a aceptar con la cabeza agachada lo que pasa de malo sin que sea mi culpa. No, ya no... ya estoy harta. Creo que si hoy alguien me hubiera dicho algo ofensivo en la calle hubiera podido incluso pegar. Sí, sí, yo. Esa chica que era tan pasiva y buena. Todo tiene un límite. Yo ya no soporto más mierdas.
 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos