miércoles, 16 de febrero de 2011

••• Bus

Publicado por Proximaati en 3:58
Reacciones: 
Cuando se viaja todos los días en el mismo autobús, en el mismo horario durante casi todos los días... es invevitable conocerse el autobús entero. Me refiero a las personas que viajan en él, dónde se baja cada uno de ellos, quienes antes, quienes en la misma parada que una misma. Que días se los ve, cuales no. Dónde van. Y hasta se busca algo para nombrarlos: la embarazada, el carnicero, la chica de la cicatriz en el pecho, el chico raro de ojos verdes. Me pregunto cómo me llamarán ellos. Hay veces en las que me siento realmente tentada de hablar con alguno. De preguntarles cómo se llaman para dejar de usar mis etiquetas, y quejarnos juntos de que toca otro largo día de trabajo. Otras veces, esperando en la parada, cuando los veo, no sé si debo saludarnos o no. Porque son unos extraños, pero unos extraños a los que veo todos los días. Nunca les hablé a pesar de mis ganas... por lo típico de no quedar como una pesada que busca conversación cuando todos van con la mente pensando en llegar a casa. Donde seguramente, alguien los espere. Quizás sea eso. Quizás yo sienta que ya no tenga a nadie con quien hablar al llegar a casa y necesite desesperadamente algo de tacto humano. Quizás no, quizás a todos nos pase igual.
Me paso todos los días diciendome a mí misma que algún día les hablaré. Pero en el fondo sé que no es verdad, sé que seguirán pasando los días, seguiré usando mis etiquetas para cada uno de ellos, y seguiré imaginando sus vidas. Sé que antes de que empiece a hablarles dejaré de tomar ese autobús algún día, dejaré de ver esos mismos rostros día tras día. Y los olvidaré con tremenda facilidad. Porque no fueron nada en mi vida, porque no fui nada en sus vidas.

2 comentarios:

Noe^-^ on 17 de febrero de 2011, 13:57 dijo...

es que el autobus pasan cosas super extrañas... y conoces agente ^^
Te premie en mi blog! pasate a por él.
un beso^^

MariPaz on 19 de febrero de 2011, 1:54 dijo...

Yo tambien he tenido esa sensacion. La verdad es que una de mis aficciones favoritas es imaginarme la vida de las personas, intentar colarme en su mente y sabe rpor que se preocupan o por que reaccionan asi! me alegraa que ccompartamos este sentimiento! te sigo! un beso!
http://mividaenpalabrasm.blogspot.com/

Publicar un comentario

miércoles, 16 de febrero de 2011

••• Bus

Cuando se viaja todos los días en el mismo autobús, en el mismo horario durante casi todos los días... es invevitable conocerse el autobús entero. Me refiero a las personas que viajan en él, dónde se baja cada uno de ellos, quienes antes, quienes en la misma parada que una misma. Que días se los ve, cuales no. Dónde van. Y hasta se busca algo para nombrarlos: la embarazada, el carnicero, la chica de la cicatriz en el pecho, el chico raro de ojos verdes. Me pregunto cómo me llamarán ellos. Hay veces en las que me siento realmente tentada de hablar con alguno. De preguntarles cómo se llaman para dejar de usar mis etiquetas, y quejarnos juntos de que toca otro largo día de trabajo. Otras veces, esperando en la parada, cuando los veo, no sé si debo saludarnos o no. Porque son unos extraños, pero unos extraños a los que veo todos los días. Nunca les hablé a pesar de mis ganas... por lo típico de no quedar como una pesada que busca conversación cuando todos van con la mente pensando en llegar a casa. Donde seguramente, alguien los espere. Quizás sea eso. Quizás yo sienta que ya no tenga a nadie con quien hablar al llegar a casa y necesite desesperadamente algo de tacto humano. Quizás no, quizás a todos nos pase igual.
Me paso todos los días diciendome a mí misma que algún día les hablaré. Pero en el fondo sé que no es verdad, sé que seguirán pasando los días, seguiré usando mis etiquetas para cada uno de ellos, y seguiré imaginando sus vidas. Sé que antes de que empiece a hablarles dejaré de tomar ese autobús algún día, dejaré de ver esos mismos rostros día tras día. Y los olvidaré con tremenda facilidad. Porque no fueron nada en mi vida, porque no fui nada en sus vidas.

2 comentarios:

  1. es que el autobus pasan cosas super extrañas... y conoces agente ^^
    Te premie en mi blog! pasate a por él.
    un beso^^

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien he tenido esa sensacion. La verdad es que una de mis aficciones favoritas es imaginarme la vida de las personas, intentar colarme en su mente y sabe rpor que se preocupan o por que reaccionan asi! me alegraa que ccompartamos este sentimiento! te sigo! un beso!
    http://mividaenpalabrasm.blogspot.com/

    ResponderEliminar

 

PROXIMA A TI Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos